abogado mercantil

abogado mercantil

Abogado mercantil

Nos encargamos de la gestión completa de su empresa para que usted solo tenga que ocuparse de lo que más le gusta, sea cual sea su sector, actividad y tamaño.
Contamos con un equipo especializado y con experiencia en el asesoramiento fiscal y tributario a nivel nacional e internacional, que garantiza resultados eficaces para su tranquilidad.

Nuestro abogado mercantil es experto en derecho fiscal y tributario, le asesorará, ya sea particular o empresa, en los siguientes temas:

  • Asesoramiento para la creación de nuevas empresas, start-ups, sucursales, filiales.
  • Llevar la contabilidad de su empresa.
  • Reestructuración y adquisición empresarial.
  • Planificación y gestión patrimonial.
  • Inspecciones tributarias.
  • Reclamaciones económico-administrativas ante los tribunales.
  • Aplazamientos de deudas.
  • Asesoramiento sobre fiscalidad general (Impuesto de sociedades, IVA, retribuciones…)
  • Procesos judiciales y defensa. Posibilidad de contratar una tarifa plana para todo tipo de procesos judiciales, adaptada a su presupuesto

Ofrecemos tanto asesoramiento puntual como continuado a lo largo de toda la vida de la empresa. Los mejores abogados en Barcelona especializados en la materia.

Concursal: Confíe en Pedralbes Abogados Barcelona en caso de concurso de acreedores o quiebra. La insolvencia es el presupuesto objetivo del concurso y puede ser actual o inminente. La insolvencia actual es aquella en la que se encuentra el deudor que no puede cumplir regularmente sus obligaciones exigibles. Por el contrario, se encuentra en situación de insolvencia inminente el deudor que prevea que no podrá cumplir regular y puntualmente sus obligaciones. La finalidad principal del Concurso de acreedores es “la satisfacción de los acreedores”, por lo que es de gran interés para proveedores, trabajadores, instituciones financieras, etc. Se buscarán alternativas para lograr la supervivencia de la empresa siempre que sea posible. El concurso es culpable cuando el deudor ha causado negligentemente su insolvencia o, sin causarla, la ha agravado. La calificación no vinculará a los jueces y tribunales del orden jurisdiccional penal que, en su caso, entiendan de actuaciones del deudor que pudieran ser constitutivas de delito.
El empresario podría acabar respondiendo por las deudas de la empresa con todos sus bienes presentes y futuros.